Desesperanza

Es como una bestia,
Sus garras y dientes arrancan desde las profundidades su calma.
El idioma que aquel monstruo habla entiende el lenguaje del lado más oscuro de su alma.
Sus palabras parecen dulces,
Pero arrullan mentiras.
Y es la rima de sus canciones,
Que la llenan de envidia.

El poder la atormenta,
Y con cada roce,
La ahuyentan.
Se aleja de las estrellas y del sol que la alimenta.
No quiere ver.
No quiere ceder,
Y no entiende por qué ese frío dolor la quema.
Quema lo que está dentro de ella.
Y son sus lágrimas llenas de tristeza lo que al fin la despiertan,
La regresan al vació,
Pues en él ya no encuentra asilo.

Por un momento olvidó su propósito,
Olvidó que en él no había más que ocio.
Pobre ingenua,
Pues se había dejado llevar por su gentileza.
Y fue solamente así que sintió el real valor de su franqueza.
La máscara está de nuevo puesta,
Y en su rostro no existe la duda.
Su llama ya no está expuesta.
No habrá nadie que la extinga.

Es una lástima,
Porque sus lágrimas fluyeron como ríos de olvido.
Ella misma lleva la cruz de lo que alguna vez llamó su rayo de luz.
En las profundidades de su propio orgullo duerme,
Esperando que algún día llegue quien la despierte.
Y vuelva a verlo si tiene suerte.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: